Datos
Relevantes

Conocé los datos y cifras mas relevantes relacionadas a las enfermedades cardiovasculares para tomar conciencia sobre la importancia de prevenirlas y tratarlas visitando a tu cardiólogo o médico de cabecera.

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en todo el mundo(1)


Cada año mueren más personas por enfermedades cardiovasculares que por cualquier otra causa.(1)

Se calcula que en 2015 murieron por esta causa 17,7 millones de personas, lo cual representa un 31% de todas las muertes registradas en el mundo(1)


De estas muertes, 7,4 millones se debieron a la cardiopatía coronaria, y 6,7 millones, al accidente cerebrovascular.(1)

La mayoría de las enfermedades cardiovasculares pueden prevenirse(1)


Actuando sobre factores de riesgo comportamentales, como el consumo de tabaco, las dietas malsanas y la obesidad, la inactividad física o el consumo nocivo de alcohol, utilizando estrategias que abarquen a toda la población.(1)

Es fundamental la detección precoz y el tratamiento temprano(1)


Para las personas con enfermedades cardiovasculares o con alto riesgo cardiovascular (debido a la presencia de uno o más factores de riesgo, como la hipertensión arterial, la diabetes, la hiperlipidemia o alguna enfermedad cardiovascular ya confirmada), son fundamentales la detección precoz y el tratamiento temprano.(1)

De 1990 a 2013 se redujo la mortalidad por ECV un 22% (376 a 293 por 100 000 habitantes)11


Lo que hoy sería equivalente a deducir que en 2019 se han salvado cerca de 4 millones de vidas. Un sistema deficiente, en el cual los pacientes no consultan o no se les da prioridad de atención (por la pandemia), se comportará como un retroceso en estos avances y causará un incremento prevenible de muertes por ECV.

Factores
de Riesgo

Entre los factores de riesgo para las enfermedades cardiovasculares (ECV) se encuentran factores comportamentales y los factores metabólicos(2). Si tenés alguno de ellos, o conocés a alguien que los padezca es hora de iniciar o retomar los controles médicos.

Factores de riesgo para enfermedades cardiovasculares(2, 10):

Alimentación poco saludable

Inactividad Física

Consumo de Tabaco

Consumo Nocivo de Alcohol

Presión Arterial Elevada

Niveles Elevados de Colesterol

Nivel Elevado de Glucosa (Diabetes)

Obesidad

Más de 65 años

Sexo Masculino

Antecedentes familiares

Prevención

Compartimos con vos algunas recomendaciones de la Organización Panamericana de la Salud para reducir los factores de riesgo controlables para las enfermedades cardiovasculares. Ante cualquier duda no dejes de consultar al médico especialista.

Alimentarse saludablemente(2):

Una alimentación saludable es importante para el manejo y control de la hipertensión arterial, la diabetes y la obesidad, además de ayudar a prevenir el infarto agudo de miocardio y el accidente cerebrovascular.

La composición de una alimentación saludable depende de las necesidades individuales (por ejemplo, edad, sexo, estilo de vida, nivel de actividad física), contexto cultural y alimentos disponibles localmente. Sin embargo, los elementos básicos de una alimentación saludable para un adulto son constantes, como se describe a continuación:

  • Variedad de alimentos (frutas, verduras, legumbres, nueces, granos integrales, tubérculos o raíces con almidón y alimentos de origen animal.
  • Al menos 400 g de verduras y frutas al día (cinco porciones).
  • Menos de 5 g de sal, lo cual equivale aproximadamente a una cucharadita.
  • Consumo diario total de energía proveniente de las grasas menor del 30% (ácidos grasos).
  • Ingesta total de energía diaria proveniente de azúcares libres menor al 10%.
VER MÁS

Hacer actividad física(2):

La práctica regular y adecuada de actividad física ayuda a reducir el riesgo de hipertensión arterial, infarto agudo de miocardio, ataque cerebrovascular, diabetes, varios tipos de cáncer (incluido el de mama y colon) y la depresión.

¿Cuáles son los niveles saludables de actividad física para adultos?(2)
Las personas inactivas pueden comenzar con pequeñas cantidades de actividad física incluso como parte de sus actividades diarias y aumentar en forma gradual su duración, frecuencia e intensidad de éstas. En lo que respecta a los adultos, deben realizar:

  • Por lo menos 150 minutos de actividad física moderada a la semana buscando un aumento leve en la frecuencia cardíaca o respiratoria resultante de realizar actividades como, caminar a paso ligero, subir escaleras, bailar, llevar a cabo tareas de jardinería o domésticas.
  • Al menos 75 minutos de actividad física vigorosa a la semana incluida la jardinería vigorosa, correr, montar en bicicleta, nadar o practicar algún deporte.
  • O una combinación equivalente de actividad moderada y vigorosa.
  • O actividades de fortalecimiento muscular dos o más días a la semana, las cuales deben involucrar los principales grupos musculares.
VER MÁS

DEJAR DE CONSUMIR TABACO(2):

El tabaco mata a casi la mitad de sus usuarios y causa seis millones de muertes cada año. El 10% de estas muertes se produce por la inhalación pasiva de humo ajeno en hogares, restaurantes, oficinas u otros espacios cerrados.

¿Cuáles son los beneficios de dejar de consumir tabaco?(2)
Dejar de consumir tabaco es la mejor opción a fin de mejorar su estado de salud. Beneficios de salud inmediatos y a largo plazo:

  • Aumentar la expectativa de vida en 10 años.
  • A los pocos meses de haber dejado de fumar, la tos y la dificultad respiratoria (disnea) disminuyen.
  • Después de un año, el riesgo de infarto agudo de miocardio y angina es aproximadamente la mitad del riesgo de un fumador.
  • A los quince años el riesgo de un infarto agudo de miocardio y angina es el mismo que el de un no fumador.
  • Dejar de fumar después de un infarto agudo de miocardio reduce las posibilidades de un nuevo evento en un cincuenta por ciento.
  • Dejar de consumir tabaco reduce la probabilidad de aparición de complicaciones como la impotencia sexual, la infertilidad, el parto prematuro, el peso bajo al nacer y el aborto espontáneo.
  • Reduce el riesgo de aparición de trastornos como el asma y la otitis media durante la niñez que son el resultado de la exposición pasiva al humo de tabaco.
VER MÁS

EVITAR EL CONSUMO NOCIVO DE ALCOHOL(2):

El consumo nocivo del alcohol es un factor de riesgo para la aparición de enfermedades cardiovasculares y es definido como un problema de salud pública que refiere al “consumo que causa consecuencias perjudiciales para la salud y de tipo social para el bebedor, las personas que lo rodean y la sociedad en general, así como patrones de consumo asociados con un mayor riesgo de efectos adversos en materia de salud”.

¿Cuáles son los riesgos del consumo nocivo del alcohol?(2)

  • Lesiona el miocardio.
  • Aumenta el riesgo de ataque cerebrovascular.
  • Puede causar arritmias cardíacas.

Si bien en algunos casos de consumo bajo sin episodios de consumo excesivo puede estar relacionado con una reducción del riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, en general el consumo de alcohol se asocia a múltiples riesgos para la salud, los cuales pueden superar los potenciales beneficios.

VER MÁS

Preguntas
Frecuentes

Compartimos con vos algunas recomendaciones de la Organización Panamericana de la Salud para reducir los factores de riesgo controlables para las enfermedades cardiovasculares. Ante cualquier duda no dejes de consultar al médico especialista.

Las enfermedades cardiovasculares (ECV) son un grupo de desórdenes del corazón y de los vasos sanguíneos, entre los que se incluyen:

  • La cardiopatía coronaria: enfermedad de los vasos sanguíneos que irrigan el músculo cardíaco.
  • Las enfermedades cerebrovasculares: enfermedades de los vasos sanguíneos que irrigan el cerebro.
  • Las arteriopatías periféricas: enfermedades de los vasos sanguíneos que irrigan los miembros superiores e inferiores.
  • La cardiopatía reumática: lesiones del músculo cardíaco y de las válvulas cardíacas debidas a la fiebre reumática, una enfermedad causada por bacterias denominadas estreptococos.
  • Las cardiopatías congénitas: malformaciones del corazón presentes desde el nacimiento.
  • Las trombosis venosas profundas y embolias pulmonares: coágulos de sangre (trombos) en las venas de las piernas, que pueden desprenderse (émbolos) y alojarse en los vasos del corazón y los pulmones.

Síntomas de cardiopatía y accidente cerebrovascular.
La enfermedad subyacente de los vasos sanguíneos a menudo no suele presentar síntomas, y su primera manifestación puede ser un ataque al corazón o un accidente cerebrovascular. Los síntomas del ataque al corazón consisten en:

  • Dolor o molestias en el pecho.
  • Dolor o molestias en los brazos, hombro izquierdo, mandíbula o espalda.
  • Además puede haber dificultad para respirar, náuseas o vómitos, mareos o desmayos, sudores fríos y palidez. La dificultad para respirar, las náuseas y vómitos y el dolor en la mandíbula o la espalda son más frecuentes en las mujeres.
  • El síntoma más común del accidente cerebrovascular es la pérdida súbita, generalmente unilateral, de fuerza muscular en los brazos, piernas o cara. Otros síntomas consisten en:
    • - La aparición súbita, generalmente unilateral, de entumecimiento en la cara, piernas o brazos.
    • - Confusión, dificultad para hablar o comprender lo que se dice.
    • - Problemas visuales en uno o ambos ojos.
    • - Dificultad para caminar, mareos, pérdida de equilibrio o coordinación.
    • - Dolor de cabeza intenso de causa desconocida
    • - Debilidad o pérdida de conciencia.
  • Quienes sufran estos síntomas deben acudir inmediatamente al médico.

Entre los factores de riesgo para la enfermedades cardiovasculares (ECV) se encuentran factores comportamentales como el consumo de tabaco, la alimentación poco saludable, el consumo nocivo de alcohol y la inactividad física, además de factores metabólicos como la presión arterial elevada y los niveles elevados de colesterol y de glucosa en sangre.

Los factores de riesgo que se pueden controlar son los comportamentales como el consumo de tabaco, la alimentación poco saludable, el consumo nocivo de alcohol y la inactividad física.

Se sugiere una evaluación médica con toma de presión arterial y examen físico, perfil lipídico, glicemia, test de esfuerzo y electrocardiograma.

Sí, los pacientes con enfermedades cardiovasculares se encuentran dentro del grupo de mayor riesgo para el coronavirus. Vacunarse, seguir tomando la medicación, hacer ejercicio y mantener una dieta equilibrada son las principales recomendaciones.

La hipertensión arterial (HTA) es el factor de riesgo cardiovascular más frecuente y afecta a 1 de cada 3 personas adultas. Es una enfermedad que generalmente no da síntomas y, si no se diagnostica y no se trata, provoca frecuentemente complicaciones graves como el infarto de corazón, el accidente cerebrovascular o la necesidad de diálisis por daño renal. La única manera de detectar la hipertensión arterial es mediante su medición con un tensiómetro y en condiciones adecuadas. Al ser un problema silencioso y sin síntomas, muchas personas tienen la presión arterial elevada durante años sin saberlo.

La enfermedad cardiovascular constituye la primera causa de muerte en hombres y mujeres en países desarrollados. En Europa, el 55% de las mujeres fallecen por causa cardiovascular. En Argentina, la enfermedad cardiovascular es la primera causa de muerte en las mujeres. La frecuencia relativa de mortalidad cardiovascular en la mujer supera a la del hombre desde 1980 hasta la actualidad. A partir de los 65 años, las mujeres representan el grupo con mayor impacto en la mortalidad cardiovascular.

La percepción de las mujeres de que padecen con más frecuencia cáncer, especialmente de mama, en comparación con las enfermedades cardiovasculares, ha determinado una preocupación menor por la prevención precoz de los factores de riesgo. Esta situación ha contribuido a retrasar aún más la consulta espontánea y la adopción de medidas preventivas efectivas que generarían una incidencia menor de eventos coronarios.

Las enfermedades del corazón no son una de las principales causas de muerte en niños y adolescentes, pero son la primera causa de muerte en los adultos también en Argentina. Ciertas variables desempeñan papeles importantes en las probabilidades de que una persona sufra enfermedades del corazón. Estas variables se conocen como factores de riesgo. Algunos factores de riesgo se pueden cambiar, tratar o modificar; otros no. Muchos factores de riesgo se pueden controlar en la infancia, disminuyendo así el riesgo de sufrir enfermedades del corazón en la edad adulta. La prevención es la mejor forma de evitar problemas del corazón en épocas posteriores de la vida. Controlar desde la infancia el mayor número posible de factores de riesgo ayudará a reducir el riesgo de sufrir enfermedades del corazón cuando sea adulto.

Referencias

COMPARTIR PARA SALVAR VIDAS